domingo, 14 de febrero de 2016

BESANDO EL ALMA

Al amanecer de un gran día
le precedio una corta noche
unos labios suaves
unas manos cálidas
un beso de miel.

Despertar sintiendo un cuerpo
el calor de un espíritu libre
el ardor de una mente desenfrenada.

En medio de palabras ineditas
entre suspiros incontenibles,
escuchando el suspiro de un corazón
que esta besando el alma.

Ratch Kendel

ENCONTREMONOS ESTA NOCHE

Que tal sí me buscas hoy en tus sueños o en los míos. Si nos vemos en la.esquina brillante de tus ronquidos y los convertimos en suspiros...