viernes, 13 de marzo de 2015

COLECCIONES



Colecciono sueños rotos,
deshojados,
malheridos,
maltrechos gracias al olvido.
Colecciono besos fugaces,
besos prohibidos,
besos deseados y besos cautivos.

Colecciono caricias errantes, sorprendentes, candentes
de esas que erizan la  piel
y encienden el fuego.

Colecciono también errores,
desiluciones,
consecuencias tristes de un amor roto.

Y en medio de tantas cosas acumuladas
tengo una colección inconclusa de tus besos.

Ratch Kendel