jueves, 22 de octubre de 2015

ALGO EN COMÚN

Llevo medio día escribiendo esta entrada, y ya he borrado por lo menos veinte párrafos distintos con algo en común: Tu¡
y te sentirás feliz al pensar que no tengo mas que hacer que pensar en ti e intentar encontrar las palabras adecuadas para expresarte lo que siento, y no estas muy lejos de la realidad...no hago más que pensar de que manera me voy a desahogar. 
En principio te insulte, escribí palabras que me hubiesen censurado, y clausurado este lugar, pero luego dije, caray que vulgar¡ Si mi abuela me leyera me lavaría la mente con jabón y desinfectante, así que borré todo y volví a empezar.
Luego resalté tus grandes defectos y peores virtudes, he de reconocer que exageré un "poquito" nada más, y cuando hube terminado de enumerar tu parte desagradable me di cuenta que también yo tengo la mía, que cometo muchísimos errores y mi lista de desaciertos en casi interminable, y probablemente mas larga que la tuya, por lo tanto borré todo y volví a empezar.
Y así he pasado la tarde escribiendo y borrando, y repitiendo el proceso una y otra vez, barajando palabras una tras otra, borrandolas y volviéndolas a acomodar, y en ese tira y afloje de aciertos y desaciertos, de escribir y parar de contar, descubrí que escribir es mi medicina aunque las palabras no lleguen a la luz, y que te pienso todo el día, y te juzgo duramente como si yo fuese perfecta, cuando me equivoco día si y día también.

Ratch Kendel

ENCONTREMONOS ESTA NOCHE

Que tal sí me buscas hoy en tus sueños o en los míos. Si nos vemos en la.esquina brillante de tus ronquidos y los convertimos en suspiros...