viernes, 6 de febrero de 2015

EN ALTO



Porque tengo que andar cabizbaja y susurrando? 
Sí tengo un lindo cabello, aunque no sea del color que te gusta. 
Mis ojos son pequeños, pero hermosos y brillan con cada día al despuntar el alba. 
Un día, cansada de escuchar tu basura, descubrí que me amo, y por eso ahora llevo la cabeza en alto.
Arriba, en el cielo, ahí es donde ahora estoy. 
Mi alma esta alegre, y por primera vez en muchos años, de nuevo soy feliz.
Me siento radiante y recorro las calles de la ciudad sin importar quien pueda verme, 
sin reparo al que dirán,
sin tapujos e ideas equivocadas acerca de mi.
Recuperé mi vida, mi alma, mis sueños y mi fe.
Dios existe en algún lado y me concedió la dicha de recuperar la cordura y la sensatez.
Y ahora vivo porque quiero, y hago lo que sé:
llevar la cabeza en alto y brillar como un faro en el mar.

Ratch Kendel